La cantante voló desde Los Ángeles, California, para estar
presente por quinta vez en la fiesta viñamarina.

Con más de 3 metros de diámetro y un peso de 15 kilos, Vesta Lugg se atrevió y apostó por una paleta neón acid, destacando con una increíble y arriesgada explosión de color creada por el diseñador belga Sensei Lii, quien vistió a Lady Gagapara su más reciente temporada de conciertos en Las Vegas.

El equipo encargado del styling, encabezado por Mima Zamall y Rod Aguilera, junto a Vesta, descubrieron vía Instagram al joven talento detrás de las piezas que han sorprendido en la escena de la moda mundial. En este contexto, los productores de moda consideran que “el vestido es atrevido, dinámico y actual. No cualquiera sabe llevarlo, pero Vesta tiene la energía, seguridad y audacia para lucir un ejemplar nunca antes visto en la historia de la gala de Viña”. 

Vesta Lugg, una vez más, aceptó el desafío de romper con lo clásico y común con un outfit que “llamó la atención de todos nuestros sentidos, junto a mi equipo vibramos y lo trajimos desde Nueva York simplemente porque podemos. Mis cantantes e influencers favoritas lo están usando en el mundo, llegó el momento de traer estos diseños a Chile”, aseguró la actriz, quien también participará en el programa post gala, conducido por Fran García-Huidobro el sábado 23 de febrero, en horario prime.

Romper paradigmas es un paso que no deja indiferente a nadie, pero que Vesta, como ícono de las generaciones que se atreven a dar estos pasos, lo hace en una de las noches con mayor audiencia de la televisión chilena. Aun así, sus productores de moda enfatizan que “el vestido no le va caer bien a todo el mundo, pero sí va a ser leído por las nuevas generaciones y es ahí donde queremos apuntar, queremos que la gente se atreva a ser ellos mismos”.

La artista, que además protagoniza la última portada de Revista Tú It Girl, es clara y sabe lo que generará al llevar un traje con estas características: “Les puede gustar o no, es válido, pero me siento más libre que nunca para llevar un vestido voluminoso y cargado de color, porque somos los jóvenes quienes romperemos las cadenas que nos obligan a usar colores sobrios en ocasiones como esta”.

En cuanto a sus joyas, corresponden a la destacadamarca internacional Pandora, mientras que el makeup es arte de Aracelly Jofré, discípula de Mario Dedivanovic, el maquillador oficial de Kim Kardashian, mientras que el cabello quedó en manos de Gonzalo Leonidas, reconocido peluquero de la industria nacional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here